Coro y danza llegan al escenario de la Sala Simón Bolívar para interpretar la Missa Brevis

MISSABREVIS-.jpg

 

Prensa MPPC (12/06/2017) La obra reúne a la Coral Nacional Simón Bolívar, la Compañía Nacional de Danza y Coreoarte en una creación del legendario coreógrafo José Limón, con música de Zoltán Kodály. Podrá ser disfrutada los días sábado 17 y domingo 18 de junio en el Centro Nacional de Acción Social por la Músic.

 

La Missa Brevis para coro y órgano, de Zoltán Kodály, se presenta con una propuesta innovadora. Se podrá disfrutar de esta plegaria musical plasmada en las partituras por el compositor húngaro en 1942, y fusionada a partir de la obra sacra, con la sutil construcción coreográfica diseñada por José Limón, uno de los pilares de la danza contemporánea mundial.

 

El sábado 17 a las 4:00 pm y el domingo 18 de junio a las 11:00 am, el público podrá conectarse con lo sagrado a través de un espectáculo coreográfico y musical que reúne a 125 artistas sobre el escenario de la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música. Esta puesta en escena contará con la participación de 20 destacados bailarines de la Compañía Nacional de Danza y de la Compañía Coreoarte, quienes bailarán al compás de la música y la potencia de las experimentadas voces que integran la Coral Nacional Simón Bolívar (CNSB).

 

El proyecto contempla dos presentaciones, con entrada gratuita, en las que los espectadores verán la obra transformada, aunque íntegra en su esencia. Este montaje, creado en conjunto por las agrupaciones participantes, cuenta con la dirección musical de Lourdes Sánchez, directora titular de la CNSB, y la dirección coreográfica de Roxane D´Orleans Juste, reconstructora y directora de la Missa Brevis de la Compañía de Danza José Limón. Ambas funciones contarán con la participación de Vincent Heitzer, organista invitado, proveniente de Alemania.

 

Este evento promete reunir toda la magia y la narrativa de Zoltán Kodály y José Limón, artistas internacionales que vivieron gran parte de los episodios más relevantes de principios del Siglo XX y que, a través de esta obra, manifestaron una profunda reflexión en torno a la guerra y a las comunidades que deciden reconstruir sus vidas a través de la esperanza y la fe.

 

José Limón produjo la coreografía de la Missa Brevis en 1958, luego de visitar Polonia, uno de los países con las mayores cicatrices de la guerra. El artista mexicano fue sorprendido porque a pesar de que la ciudad aún estaba en ruinas había optimismo y esperanza en el futuro. Esta característica de los ciudadanos polacos inspiró a Limón a crear una coreografía para celebrar el espíritu de superación de los hombres ante las dificultades.

 

Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus – Benedictus y Agnus Dei son las partes tradicionales que conforman la Missa Brevis. Además de todas las partes mencionadas, Kodály comenzó su obra con una breve introitus, para solo de órgano, y termina la obra con un Ite Missa Est.

 

La actuación conjunta de la Coral Nacional Simón Bolívar, la Compañía Nacional de Danza y Coreoarte en la Missa Brevis no será lo único que el público podrá apreciar en esta oportunidad. Cada una de las agrupaciones mostrará, también, parte de su trabajo de forma individual, con un programa que incluye la coreografía Preferiría no hacerlo, de Carmen Werner, con música de Kristof Penderecky y Händel, a cargo de la Compañía Nacional de Danza; Hear my prayer, obra para coro y órgano, de Félix Mendelssohn, en las voces de la CNSB; y un extracto de la pieza de Carlos Orta titulada El último canto, con música de Emilio Mendoza, a cargo de Coreoarte.

 

Un sueño cristalizado

La posibilidad de realizar un proyecto entre la Fundación José Limón, de Nueva York, y artistas venezolanos siempre estuvo latente en la agrupación Coreoarte, particularmente en sus fundadores, los artistas venezolanos Carlos Orta y Noris Ugueto, así como también en la artista Roxane D´Orleans Juste, bailarina y coreógrafa canadiense-haitiana; quien fue compañera de Orta en la Fundación de Danza José Limón.

 

Esta meta también estuvo presente en las filas del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. En 2012, luego de que la Coral Nacional Simón Bolívar y la Compañía de Danza José Limón se presentaran juntos en el Lincoln Center y lograran cautivar al público neoyorkino; las maestras Lourdes Sánchez y Roxane D´Orleans Juste mostraron interés por conjugar, nuevamente, la danza y el canto, pero esta vez en Venezuela, con bailarines formados en academias venezolanas.

 

Con el mismo espíritu de honrar el trabajo pionero de Limón, Orta y Ugueto, se une la Compañía Nacional de Danza, la cual destaca la oportunidad como un momento de total enriquecimiento para la escena nacional. Así que después de muchos años de conversaciones y anhelo de las tres instituciones, la Missa Brevis se cristaliza como uno de los montajes más ambiciosos que los venezolanos podrán disfrutar en esta oportunidad. Este proyecto cuenta con el auspicio de la Embajada de los Estados Unidos de América e involucra un gran equipo de músicos, bailarines, técnicos, directores, productores y vestuaristas que aspiran seguir mostrando el resultado de un esfuerzo conjunto.

 

Apoyar los grandes desafíos artísticos es parte de la esencia del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.