Hoy se inaugura Feria y Bienal Literaria en PDVSA La Estancia Maturín

afiche-bienal.jpg

 
Prensa MPPC (12/06/2017) Desde hoy Pdvsa La Estancia Maturín, le abre las puertas a la Feria y Bienal Nacional de Literatura en homenaje al escritor Félix Armando Núñez, a inaugurarse con la presencia de autoridades regionales y la viceministra de cultura, Christian Valle, encargada de la plataforma de Libro y Lectura.
 
Ayer en rueda de prensa se anunció la programación de la Bienal Literaria que incluye una Feria con expoventa de libros, artesanías, trabajos productivos realizados por mujeres de la parroquia Boquerón que participan en talleres promovidos por la Misión Cultura. Además, de  actividades complementarias cómo: recitales, conferencias, talleres de promoción de lectura, conciertos, y recreación para niños, niñas y adolescentes. La Feria estará abierta al público desde hoy (martes 13) hasta el domingo 18 de junio, con un horario comprendido entre las 09 AM y 05 PM.
 
La información la dio a conocer Nomar Oporte, director del Gabinete Estadal del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, en compañía de Yasmín González, presidenta del Instituto de Cultura de Monagas; María Escalona, superintendente Pdvsa La Estancia sede Maturín; Rosa Anka, escritora y representante Fundación Neoana y  familiares del poeta monaguense que fue Premio Nacional de Literatura y se proyectó a nivel internacional como pedagogo, crítico, poeta y ensayista, inspirando a otros  escritores que  a través de las páginas de sus libros nos describen el legado cultural de este artista.
La  Bienal Félix Armando Núñez (1897-1972),  forma parte del Sistema Nacional de Bienales. La convocatoria  se abrió en la categoría de narrativa (cuento corto). Hoy durante el acto inaugural se anunciará el ganador de la Bienal Nacional que recibirá un premio en metálico de Cien mil  bolívares (Bs 100.000,00), otorgado por el Centro Nacional del Libro, además de la publicación de la obra. 
 
Del Autor
Ana Anka, poeta y presidenta de la Fundación Neona, escribe una biografía de  Félix Armando Núñez Beauperthuy, describiéndolo con un hilo poético y definiendo su historia como: La Magia de Boquerón, populosa parroquia de Maturín y donde nació y vivió el escritor, crítico y pedagogo monaguense. En lo que fue su casa natal hoy se encuentra el liceo que lleva su nombre. 
Hasta la fecha ha sido el único escritor monaguense en ser reconocido como Premio Nacional de Literatura (1951-52), con su libro “El Poema de la Tarde”.
“Nuestro poeta, pedagogo, ensayista, crítico y amante de la literatura Félix Armando Núñez Beauperthuy, vertió las aguas del Guarapiche en el río BioBío (Concepción, Chile), desde el año 1914 hasta el 16 de mayo de 1972,  en que fallece”.
Fue poeta crepuscular, maestro de la introspección: mirarse más hacia adentro en su sola búsqueda, enamorado eterno, es realmente un poeta lunar, habiendo nacido en el trópico, en medio de plantaciones de cacao y café, en la sabana de Boquerón, Maturín (estado Monagas, el 28 de noviembre de 1897); siempre lleva la impronta de la errancia, de la lejanía de sus seres amados y esa melancolía del autoexilio. 
 
“Por su vocación pedagógica, en el año 1921 se traslada a la ciudad de Concepción, Chile, como profesor de liceo en dicha ciudad. En 1922 pasó a servir conjuntamente en la Universidad de Concepción, donde se desenvolvió, primero como pro-secretario general y profesor, luego, a partir de 1931, como Secretario General, Decano de la Facultad de Filosofía y Educación, Profesor de Literatura, Profesor de Estética Literaria y miembro del cuerpo directivo de la revista Atenea (creada en 1924); ante todo esto, no abandona su creación poética, pues en 1922 publica “Corazón Abierto”, un canto a la naturaleza, a las estaciones del año, a los sauces y a la patria”, comenta Anka. 
 
Poeta de estirpe patriota porque desciende de Antonio José de Sucre, el Gran Mariscal de Ayacucho, fue su padre Don Félix Núñez Sucre (familia directa del Mariscal) y su madre, María Beauperthuy Coll. El poeta Félix Armando le rinde  un homenaje a Bolívar con el poema “Romance del Libertador”, en su libro “Canciones de Todos los Tiempos” (1943), porque su mente y su corazón son alumbrados al retornar a Caracas (1940-41), para dirigir las cátedras de Filosofía y Pedagogía en el Instituto Pedagógico de Caracas, fundado por el presidente Eleazar López Contreras, al cual fue invitado por el escritor Mariano Picón Salas, exiliado en Chile durante la dictadura de José Vicente Gómez (1857-1935).