Search
Close this search box.

“Cartografía para un rostro” fue la exposición con la que cerró el mes de julio el Museo de Bellas Artes de Caracas

Prensa MPPC (03/08/2023).- Los rostros caminan y van definiendo lo múltiple en la persona, un mapa práctico que conserva los orígenes y diferentes cambios de un cuerpo compuesto por historias y vivencias. Partiendo de esta premisa, el Museo de Bellas Artes (MBA) llevó a cabo la inauguración de la muestra “Cartografía para un rostro”, del maestro Santiago Manasés Rodríguez; la aludida exposición se albergó en las salas 8 y 9 del recinto cultural.

“Una cartografía para el rostro” aborda el rostro como eje de la composición acompañado de líneas, rasgos, arrugas, surcos y sienes, en el que se define un lenguaje y una codificación propia.

¿Qué importancia recae sobre el trabajo de Santiago Manasés?

Es muy importante, porque su target como artista no puede ser clasificado, pues, puede estar fácilmente en una exposición de arte popular, como en una exposición de arte moderno. Cómo su trabajo no suele ser clasificado en una  sola corriente artística, es cuando nace la magia y el interés de exhibir su trabajo

El curador de la muestra, Raúl Chacón, mencionó que la exposición es un fragmento del libro digital “Una Cartografía para el rostro”, en el que se puede leer que el artista homenajeado “se invisibilizó dentro de una rigidez urbana, absorbente e invasiva. Como taxista y chofer privado a principios de la década del sesenta; logró liberarse con ayuda de gestos acopiados  que deambulaban entre calles, autopistas y avenidas. Pero el taxi-automóvil, más allá de ser el medio, fue el elemento desigualado que sustrajo una diversidad de caracteres, personalidades y rostros que fungieron, posteriormente, como base iniciática de su propuesta plástica”.

Tras unos segundos en silencio, Chacón buscó en sus palabras para indicar, que si de alguna forma se tuviese que clasificar en una o en varias corrientes artísticas el trabajo de Manasés, estaría entre el “Art Brut” y el arte urbano, su trabajo calaria perfectamente en esas corrientes.

Un factor importante a destacar en el proceso plástico de Manasés, es su trabajo como taxista en la década de los sesenta, porque en un rostro se puede descifrar alegrías, tristezas, desarrollos, temores, frustraciones, entre otros aspectos, por lo que “el rostro es la pantalla principal de una persona, es decir, mediante la decodificación de los rostros, le permitió a Manasés poder comunicarse con cada uno de sus clientes”.

Los familiares del artista expresaron su satisfacción al ver expuesta la obra de Santiago Manasés “para nosotros es un honor poder ver esta exposición en el MBA, porque Él vivía por las artes, Él nos expresaba el mundo mediante las artes plásticas, entonces, ver este trabajo materializado, nos llena de mucha emoción”

Iraida De Rodríguez, familiar de Manasés, comentó que fue extremadamente difícil poder hacer la selección de obras, porque son tantas que expresan los rostros que fueron trabajados, que no sabíamos cuál seleccionar “hay un factor importante y fue cuando Aquiles Nazoa, Juan Calzadilla, entre otros, escribieron acerca de la obra de Santiago Manasés, lo que denota que algo interesante y maravilloso habrán encontrado en su trabajo”.

Los familiares del artista no dudaron en mencionar, que para la generación joven es de vital importancia que conozcan la obra de Santiago Manasés “porque el arte no tiene edad, es algo maravilloso y es importante visitar los museos, porque es una parte cultural de nuestro país (…) Manasés representa o forma parte del banco de artistas que dedicaron su vida a las artes plásticas y, con su obra, expresa toda la majestuosidad de nuestro suelo tricolor”.

T y F: Prensa FMN

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram