Search
Close this search box.

Cinéfilos debaten sobre las luchas del pueblo contra el poder económico con la Tolvanera

 

Prensa MPPC (29/07/2022) Como parte del programa Estrenar el Cine Latinoamericano, la Fundación Cinemateca Nacional (FCN) proyectó este 28 de julio -en la Sala MBA (Museo de Bellas Artes)- el documental Tolvanera, una propuesta dirigida en 2021 por Ángel Melgoza, seleccionada como punto de partida y eje central de un cine foro sobre la lucha de los pueblos organizados contra los embates del poder económico y el acoso de corporaciones criminales vinculadas al narcotráfico.

La actividad contó con la productora del filme, Ariadna Mogollón, realizadora venezolana que vive en México desde 2008, cuando fue convocada por esta nación para dictar talleres sobre la producción de documentales.

En palabras de la productora, Tolvanera narra la historia de la comuna o propiedad comunal (ejido) El Bajío del norte de Sonora -principal estado minero de México fronterizo con Estados Unidos (EEUU)- en contra de la compañía Penmont, una minera propiedad de la cuarta familia más rica de la nación, los Baillères que invadió sus tierras de manera ilegal hace más de 15 años para extraer oro, acción que además causó un daño irreparable al medio ambiente.

Origen del conflicto

En principio, contó Mogollón, el periodista Ángel Melgoza comenzó a trabajar sobre el tema en el lenguaje audiovisual con la intención de registrar el caso, hacer un cortometraje y algunas notas periodísticas. Durante el acercamiento inicial fueron amenazados por grupos armados y se alejaron por cuestiones de seguridad hasta que en 2020 un reconocido periodista mexicano publicó en el diario de circulación nacional, El Universal, una nota que vinculaba a los ejidatarios de El Bajío con el crimen organizado.

A partir de esa publicación y con el apoyo en la producción de Ariadna Mogollón, Melgoza estableció nuevamente contacto con los ejidatarios, decidido a retomar el proyecto, no solo para dar a conocer la historia sino además contribuir desde el lenguaje audiovisual con la lucha del pueblo organizado por la necesidad de hacer justicia.

Justicia sin efecto

De acuerdo a Mogollón, los integrantes del ejido El Bajío interpusieron 67 demandas contra la compañía minera y todas prosperaron. De manera que un tribunal agrario de Sonora, hace 8 años, determinó que los invasores debían devolver a los ejidatarios la totalidad del oro extraído de forma ilegal de sus tierras, restablecer todos los daños ambientales causados en una extensión de aproximadamente 3 mil hectáreas o indemnizar a los integrantes de El Bajío.

Además, la minera debe pagar las rentas por todo el tiempo que estuvieron usurpando ilegalmente las tierras y tienen prohibición de ingresar a la zona. De todas estas medidas, solo se ha cumplido la última y gracias al uso de la fuerza, en una oportunidad por parte de las instituciones oficiales de seguridad y en otra por manos de los propios ejidatarios.

Cine con propósito

Para Mogollón, el equipo de producción de Tolvanera, no cree en lo que ella llama el “extractivismo documental”, entendido como la acción de llegar a un lugar, registrar una parte de la realidad y luego exponer el material sin otro fin más allá de lo estético y descriptivo.

De tal manera que este documental de casi una hora de duración tiene la firme intención, lograda de manera exitosa a juicio de la productora, de poner sobre relieve el caso del ejido El Bajío y ejercer presión para que se aplique efectivamente la justicia.

“El tema nos parecía muy delicado y siempre lo quisimos trabajar con mucho cuidado. De hecho, la película se coprodujo con el ejido El Bajío. Para nosotros era importante que ellos pudieran tomar decisiones sobre la distribución y la exhibición de la película, que pudieran participar y que además la película pudiese funcionar para su propia lucha. A partir de la producción se hicieron varias cosas, como una campaña de impacto. (También) se estrenó en el

Festival Internacional de Cine de Morelia en Ambulante Presenta, en el Festival de Cine de Durango. En Venezuela estuvo en la muestra Las Nuevas Miradas, luego en Ambulante Más Allá. Ahora tenemos una proyección en Ducumenta Querétaro. Entonces para nosotros es muy importante que la película pueda seguir distribuyéndose y exhibiéndose porque es una manera de que el caso del ejido El Bajío pueda posicionarse”, destacó.

En este recorrido, el equipo, representado por Mogollón, siente un gran orgullo de que la obra se estrene en la Cinemateca Nacional.

“Me siento muy feliz de poder mostrar el trabajo acá en casa y sobre todo este trabajo que reflexiona sobre la violencia, el desplazamiento forzado, el narcotráfico, el poder político y el poder económico, si bien esta reflexión se da en el contexto mexicano, creo que es una reflexión que podemos aplicar en todos los países de Latinoamérica,

creo que el cine nos permite establecer diálogos y reflexiones y que eso lo podamos hacer acá con esta película para nosotros es muy rico porque podemos establecer similitudes, puentes, sacar conclusiones y repensar lo que hacemos con nuestra herramienta de trabajo y de expresión que es el cine”, consideró.

T y F : Prensa FCN

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram