Search
Close this search box.

Crimé Brülé se consagró con su inexpugnable crimen

Prensa MPPC (29/03/2024).- Si podemos señalar una sola obra del 3er Festival Internacional de Teatro Progresista de Venezuela 2024 cuya característica fundamental sea un reto para quien la reseñe, o para el espectador más acucioso, pues no hay duda que la mágica obra traída por Ecuador “Crime Brülé se gana el premio.

Esta magnífica representación, llena de color, de sincronía y de ambigüedades que te llevan a verdades crueles, se presentó durante los días 27 y 28 de marzo en la sala Anna Julia Rojas de Unearte, bajo la dirección  y dramaturgia de Martín Peña Vázquez quien no tuvo compasión al mostrar las restricciones y negaciones que la sociedad impone al individuo mediante una deformación de personajes salidos de un posible comic surrealista.

Un vino que contenga una sola uva dañada, dañará todo el producto, así iniciamos un recorrido estremecedor en un mundo que vive aterrado por la presunta presencia de un criminal despiadado que aterroriza a los habitantes de ciudad Beta en una posible noche de 1940. Danza, acrobacias, saltos y la necesidad de reponer la convivencia pacífica, hasta ese momento quebrantada, generará en los agentes del orden lógico y moral la necesidad de dar captura y muerte al agresor.

Con maquillajes que asemejan la corriente expresionista, el Doctor Pepper, Dopamina, Charlotta, La Razón y Jazz son los personajes que, entre angustias y momentos fugaces de fortaleza, darán captura al asesino Billy J. Flash quien será sancionado y juzgado por ser el sospechoso del crimen, su pecado es ser un pianista de dedos largos que nunca niega la franqueza de su presunto delito, y para poder volver a ser un ser puro deberá tomar el vuelo 0104 de Placenta Airlines y ser procreado nuevamente por sus verdugos. Su nacimiento, debajo de la mesa, servirá como expiación y generará en esa misma mesa, los comentarios sobre su crecimiento y su futuro.

Finalmente, destinado a casarse con la Razón, Billy J. Flash manejará a los habitantes de la ciudad Beta como marionetas, cortando sus hilos conductores y arrojando una frase lapidaria: “Yo no pedí nacer, solo soy un danzante de las nubes”, dictaminando un ser culpable, que ha nacido nuevamente culpable frente a una deformación trágica de la muerte, que triunfa ante un crimen quemado (francés).

T: Alexander Vivas / F: Edys Glod

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram