Search
Close this search box.

El Museo de Bellas Artes de Caracas inauguró la muestra “Ciudad Urlante”, que hace una síntesis plástica de la carrera del maestro Hugo Mariño

Prensa MPPC. (31/10/2022). A casa llena estuvo el Museo de Bellas Artes de Caracas (MBA) en la inauguración de la muestra expositiva “Ciudad Urlante” del maestro Hugo Mariño. La exposición pictórica fue albergada en la sala 10 del edificio Neoclásico del recinto para las artes.

La reciente exposición de Mariño, pudiese leerse como una suerte de sustanciosa síntesis de su andar por el quehacer de la pintura y la gráfica por más de treinta años. Es una síntesis de detalles esencialistas de las anteriores etapas de su arte pictórico. Los colores se reinventan, las formas se desplazan en armónico juego de superposiciones y yuxtaposiciones, los signos literales se incorporan, ya como formas independientes, ya como integrados a modo de palabras y expresiones de ilegibles significados.

El trabajo del artista homenajeado, esta sustentado con una disimulada y reflexiva estructura de configuración compositiva; la cual requiere de una atenta observación para captarla en sus planos, que pueden percibirse simulados mediante manchas de color de variable extensión, estratégicamente dispuestas.

¿Cómo surge “Ciudad Urlante”?

Ha sido un proceso de indagación, reflexión, de recolección de los trabajos que veo en las calles, vallas en desuso, paredes llenas de grafittis, con palabras inconexas, y desde unos 12 años hasta la actualidad me han llamado la atención. Estos elementos gráficos han nutrido mi obra.

 

De los elementos utilizados para su obra ¿Cuál ha sido el que más le ha llamado su atención?

Las vallas en desuso, porque dejan una impronta bastante interesante y exquisita en el material gráfico, es decir, es la huella que va dejando la letra impresa.

En sus obras se evidencia una colorimetría abundante ¿A qué se debe este factor en su obra?

Yo vivo en el caribe, el sol caribeño es una bendición para nosotros los artistas. Ese prisma que nos ofrece el caribe no lo encontramos en ninguna otra parte del mundo(…) Además que me encanta el color, para mí, el arte es una fiesta. Cuando estoy pintando, suelo despojarme de los conocimientos formales y es por la intuición que me dejo llevar.

Mariño comentó que en su obra se habla de una síntesis en lugar de una retrospectiva, porque “considero que hablar de retrospectiva es algo que va quedando en el pasado, en mi caso, considero que cada momento de mi obra ha nutrido a las demas. No me puedo desprender de un solo momento, de todos los aspectos que han influido para llevar a cabo esta exposición”.

Tras unos segundos en silencio, el artista afirmó que las artes plásticas en Venezuela han tenido un importante resurgir “el profesor Zacarías García está haciendo un trabajo bastante interesante, porque está rescatando a esas generaciones que no les permitieron tener acceso a los espacios oficiales, y le está dando entrada a ese grupo de artistas de una determinada generación”.

 

¿Cómo ha sido su proceso creativo durante la pandemia del COVID-19?

En un principio yo no me había dado cuenta lo terrible de ese factor, porque yo salía a mi taller, pero al transitar por las calles y verlas vacías me invadía un sentimiento de mucha tristeza, incluso, es algo tan paradójico, que mis trabajos están cargados de color, pero a pesar de ello, hay un seriado dentro de la exposición que se evidencia el sentimiento de tristeza que me enbargaba en aquel momento.

El crítico de artes, Gabino Matos, aprovechó la oportunidad para mencionar que referirse al trabajo de Marino, es hacer énfasis a una carrera que no se ha detenido “el color ha Sido el eje transversal que ha atravesado durante todos sus períodos en las artes (…) Esta muestra es una representación gráfica de lo que escuchamos y vemos en las calles (ruidos, luz, tránsito, las personas, entre otros elementos), que le han servido para materializar está exhibición”.

Matos también aseveró que, por alguna razón en la historia de las artes plásticas en Venezuela, han existido artistas que han quedado soslayados, incluso, invisibilizados, pero éstos no han dejado de trabajar “estos artistas constituyen un nuevo capítulo o una nueva generación que abarca desde finales del siglo XX hasta nuestros actuales días (…) Los espacios culturales han abierto sus puertas a artistas que se habían mantenido trabajando en silencio, si esto no hubiese sucedido, habría un gran vacío en la historia de las artes plásticas venezolanas, más que todo, en los inicios del siglo XXI”.

La directiva del museo extendió la invitación para que disfruten de esta muestra expositiva, pues, cada obra de este renovado planteamiento de Hugo Mariño deja constancia, de modo encubierto o evidente, de su larga experiencia en el mundo de la gráfica y la publicidad.

T y F: Prensa FMN

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram