Search
Close this search box.

Espacios emblemáticos serán recorridos por el Museo de Arquitectura Juan Pedro Posani

Prensa MPPC (6/10/2023) La Fosforera Venezolana  y la casa de campo Guzmán Blanco serán los espacios emblemáticos que este sábado 7 de octubre, a partir de las 9: 00 am serán recorridos por el público como parte de una programación bandera del Museo Nacional de Arquitectura Juan Pedro Posani, la cual apunta a establecerse como un mecanismo turístico que promocione y divulgue el esplendor de nuestro patrimonio, siendo que la jornada tendrá como punto de salida el Musarq.
El Musarq,  liderado por el arquitecto Alejandro López, ha enfatizado no sólo en convertirse en  un espacio para debatir  y reflexionar sobre numerosos tópicos relacionados directa o indirectamente  con nuestra arquitectura y urbanismo sino también para el encuentro  artístico,  cultural  y comunitario, siendo que en este ente convergen diversas disciplinas como la danza, la música, el capoeira y se imparten conocimientos hasta del ciclismo y su importancia  dentro del urbanismo.
Entre sus objetivos cobra también un carácter protagónico las actividades extramuro donde el museo sale a buscar a la  ciudadanía  para que juntos recorran lugares emblemáticos de nuestra ciudad y, así de manera didáctica y presencial, tengan la  oportunidad de conocer nuestro patrimonio “un situ”.
Ha sido el caso de La Pastora; El Calvario; la urbanización El Silencio; el Nuevo Circo y la Ciudad Universitaria, UCV, patrimonio de la Humanidad, entre otros.
El público no sólo ha conocido sobre detalles técnicos y estructurales, entre otros, sino también de maestros arquitectos como Alejandro Chataing (Nuevo Circo),  Hurtado Manrique ( El Calvario) o Carlos Raúl Villanueva (El Silencio/ UCV) y de maestros artistas plásticos como Francisco Narváez (El Silencio, Los Próceres, UCV) y los numerosos artistas cuyas obras están diseminadas por todo El Calvario y que permiten evidenciar un estilo ecléctico al reunir diferentes estilos como lo son el renacentista, manierista italiano, barroco francés, y posmodernista de finales del siglo XX.
En esta oportunidad, Hélène de Garay, Premio Internacional de Arquitectura de la Bienal de Quito, Ecuador en 1990, por el edificio de la Fosforera Venezolana, entre numerosos galardones, será la encargada de ofrecer la visita guiada  tanto a los espacios internos como externos de esta construcción icónica que ahora alberga al Instituto Universitario de Tecnología del Oeste Mariscal Sucre.
Garay dijo que durante su periplo explicará conceptos que se aplicaron para crear  la volumetría exterior y los espacios interiores. Todo ello dentro de la filosofía arquitectónica que ha caracterizado su trabajo de brindar perfecta fluidez a los elementos naturales como el viento, la luz, la vegetación y el paisaje.
Esta maestra de la escuadra indicó que brindará detalles sobre la importancia que tiene para la construcciones el contexto y que en su caso se enfrentó a un contexto muy agresivo que aún perdura, es decir unas afueras del edificio muy deterioradas, rodeadas de un depósito de refrescos, un taller y mini construcciones poco amables. “No es el espacio ideal”.
Ante esta situación ella se planteó como reto hacer el espacio interior cómodo y agradable, algo que logró con el ingenio de su diseño.
Apuntó que el recorrido lo hará en siete estaciones que contemplan: la entrada; el acceso;  el hall y el corredor hacia el espacio central;  la parte alta ahora rectorado y sus espacios múltiples;  la fachada este y la fachada sur.
Por su parte, el arquitecto Martín Padrón compartirá sus saberes sobre la casa de campo de Guzmán Blanco, estructura arquitectónica  1879 y 1884 que fue declarada Monumento Histórico Nacional el 13 de agosto de 1979.
Padrón explicará detalles de esta joya del S XIX es obra del arquitecto francés Louis Boulange,  y cómo fue esa casa en el marco de aquella Caracas plena de paisajes, frondosa vegetación, armonía con la naturaleza donde funcionó  como lugar  de retiro y descanso, también como el  sitio de las fiestas y celebraciones privadas del gobierno de aquel entonces.
Hoy, la casa de campo de Guzmán Blanco está inmersa en el  populoso sector de Antímano, frente a la estación de metro Mamera. Siendo que es un espacio donde se realizan distintas actividades culturales y se conservan algunos pedacitos de historia. Esta estructura en su devenir ha sufrido las consecuencias de desastres naturales, incendios y robos.
T y F : Prensa FMN

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram