Search
Close this search box.

Nacimiento del escritor y humanista Fermín Toro

Prensa MPPC (14/07/2022) Fermín Toro fue un importante humanista y político de la Venezuela del siglo XIX.

Este versátil orador y abnegado educador dio al país ejemplo de un verbo refinado. Es considerado junto a Juan Vicente González, Juan Manuel Cajigal y Rafael María Baralt como los representantes más notorios de la Generación de 1830.

Fue ministro de Hacienda, ministro Plenipotenciario, diputado y vicepresidente del Congreso.

Fermín del Toro y Blanco nació en Caracas el 14 de julio de 1806, en El Valle, Capitanía General de Venezuela. Desde joven militó en las filas del Partido Conservador. Ocupó cargos públicos, al tiempo que era profesor en el Colegio de Montenegro y Colón.

En 1842 presidió la comisión encargada de preparar las honras fúnebres a Simón Bolívar, con motivo del traslado de sus restos desde Colombia, además fungió como cronista del tal acontecimiento.

Escribió artículos para los periódicos “El Liberal” y “El Correo de Caracas”, bajo los seudónimos Emiro Kastos o Jocosías.

Como ministro plenipotenciario de Venezuela participó en las negociaciones limítrofes con Nueva Granada, así como en la ratificación del Tratado de Paz e Independencia entre España y Venezuela.

Tras los acontecimientos del 24 de enero de 1848 en el Congreso, se retiró de la política hasta 1858, cuando presidió la Convención Nacional de Valencia. En tal Convención se reorganizó el Partido Conservador de Venezuela y se planteó la “Reforma Constitucional”, que daría inicio a la Guerra Federal.

Realizó escritos que le dieron gran reconocimiento en lengua española, y abarcan los géneros de: ensayo, oratoria, narrativa, crónica y poesía. Son notables los ensayos: Reflexiones sobre la Ley del 10 de abril de 1834, Los estudios filosóficos en Venezuela, Europa y América, Cuestión de imprenta, Ensayo gramatical sobre el idioma guajiro.

Su novela por entregas: Los Mártires, de 1842, es considerada la primera novela producida en el país.

Además escribió cuentos fantásticos y de horror, y artículos costumbristas.

Legó al país su crónica neoclásica “Descripción de los honores fúnebres consagrados a los restos del “Libertador Simón Bolívar”, en 1842. Y su fama de orador se elevó con el “Discurso ante la Convención de Valencia”, en 1858.

Fermín Toro murió en Caracas, el 23 de diciembre de 1865. Sus restos mortales reposan en el Panteón Nacional  desde el 23 de abril de 1876.

En la Casa Amarilla, sede de la Cancillería de Venezuela, se exhibe su retrato pintado por Antonio Herrera Toro, en 1897.

T y F : Referencial

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram