Search
Close this search box.

Palabras del ministro Ernesto Villegas durante la inauguración de la Plaza María Lionza en Quibayo, estado Yaracuy

Prensa MPPC (10/10/2022) A continuación, palabras de Ernesto Villegas, ministro del Poder Popular para la Cultura, durante inauguración de Plaza María Lionza en Quibayo, estado Yaracuy, el día  09/10/2022:

Buenas tardes. De verdad que ya queda poco qué decir. Desde la intervención de las niñas que abrieron este acto todo quedó absolutamente claro y quizá todo lo que podamos aportar ya sea redundante o complementario.

Señor gobernador, señores alcalde, señor general, hermano Freddy Ñáñez, vicepresidente de Comunicación Cultura y Turismo; señor presidente Nicolás Maduro Moros… ¡Un aplauso para el pueblo de Quibayo, para el pueblo de Yaracuy y para el pueblo de Venezuela que ha liberado a María Lionza, luego de 18 años abandonada, secuestrada y tratada de manera indigna por una sociedad que tarda en aceptarse como se describe en nuestra sagrada Constitución de la República Bolivariana de Venezuela!

Hoy es un punto de inflexión. Estamos convirtiendo la letra constitucional en una realidad. Las cosas están colocándose en su sitio.

La Revolución Bolivariana pone las cosas en su sitio. ¿Qué mejor sitio para albergar, para proteger, para cuidar, para querer, para admirar a esta obra cumbre del gran escultor venezolano Alejandro Colina? Un artista no hace una obra de arte para que se quede confinada en una bóveda, en un calabozo, en un galpón.

Cuando el artista crea lo hace para comunicar. ¿Qué significa comunicar? Poner en común. Y con la pieza escultórica de 1951 no solamente se está poniendo en común un objeto. Objeto que, con este decreto que acaba de ser leído, suscrito por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, ha sido ascendido, elevado, a la máxima jerarquía que objeto alguno pueda tener en la legislación patrimonial venezolana. Ha sido ascendido, elevado, a la condición de Monumento Nacional y establecido su lugar de exhibición en otro monumento nacional, como lo es el Monumento Natural Cerro María Lionza.

Dos monumentos: uno construido por la naturaleza y otro construido por la mano del ser humano, dándose un abrazo en espiritualidad y comunión. Pero no solamente se coloca en su sitio y se pone en común un objeto. Se pone en común y se coloca en su sitio a una creación autóctona venezolana profundamente arraigada en nuestras raíces culturales, como es el culto y la devoción a María Lionza, que debe ser tratado y respetado como a todas las religiones y cultos que en Venezuela se practican.

Yo vengo de hace pocos días de acompañar a los hermanos de la comunidad judía venezolana para celebrar el año nuevo judío en una sinagoga ubicada en los Palos Grandes, sitio sagrado para los judíos, pero también de respeto para todos los venezolanos de todas las religiones. Hemos estado en templos católicos que, independientemente de la religión que se profese, constituyen símbolos sagrados que forman parte también del patrimonio cultural venezolano y que merecen el máximo respeto.

Hemos ido a acompañar a las comunidades de origen musulmán en Venezuela en sus mezquitas y los respetamos, y los abrazamos, porque sabemos que con ese abrazo estamos defendiendo nuestra diversidad cultural. Hemos estado en las comunidades Hare Krishnas que también existen en Venezuela, hemos comido de su gastronomía sana y nos encontramos con una diversidad que contribuye de manera fundamental a nuestra fortaleza.

Ninguna religión, ningún culto, puede ser excluyente. Por eso yo quiero, desde aquí, expresar nuestro saludo a todas las comunidades: a los cristianos evangélicos, católicos, a los musulmanes, a los judíos, a los agnósticos, a los espiritistas, a los budistas y aquellos que en forma anónima, sin creer expresamente en algún culto, en alguna religión, con su conducta cotidiana hacen honor al gentilicio venezolano que pone por delante la bondad, la solidaridad, el amor, lo constructivo, lo afirmativo venezolano.

Este no es un sitio de exclusión ni de secuestro. Bienvenidos sean todos los venezolanos ahora a esta plaza María Lionza.

Mi invitación a todos los universitarios, a los hermanos de la Universidad Central de Venezuela, que quieran venir a disfrutar de esta belleza, de esta hermosura, de esta obra artística. ¡Las puertas de Quibayo están abiertas para todas y para todos sin exclusiones, sin discriminaciones! Quiero ofrecerles disculpas por la pasión, pero uno aquí se impregna de una energía particular.

Quiero compartir una anécdota. Cuando aquí en uno de esos momentos de trabajos iniciales se mencionó la posibilidad de que, en lugar de la estatua original, pudiese, eventualmente, por algún motivo, llegar a cambiarse esa opción de la estatua original por una réplica, pues estos árboles comenzaron a moverse de una manera indubitable. Un mensaje estaba llegando: se había pronunciado la fuerza de los ríos, las mariposas, el agua, la montaña, la naturaleza. La diosa, la reina, quería estar aquí, original, con su pueblo, con quienes la quieren, con quienes la protegen. ¡Gracias, Yaracuy, por recibir y proteger a la reina María Lionza!

Gracias, maestro Alejandro Colina, por haber creado esta hermosa figura, esta hermosa representación. Gracias, gobernador Julio León Heredia y a todo su equipo, a todos los trabajadores del Instituto Patrimonio Cultural, de un conjunto de instituciones que se pusieron al servicio del cumplimiento de esta misión en tiempo récord y con calidad absoluta. Ahora queda en manos del pueblo. El pueblo la protegerá. Quiero terminar diciendo que vi un abrazo hermoso entre Wendy y el General aquí presente. ¡Unión cívico-militar para proteger, velar y cuidar de nuestra reina! ¡Salve reina María Lionza! ¡Viva Quibayo! ¡Viva la diversidad cultural venezolana! ¡Viva Yaracuy! ¡Viva nuestro comandante Chávez! ¡Viva el presidente Nicolás Maduro Moros! ¡Viva el Libertador Simón Bolívar!

T : Prensa MPPC   F: Roiner Ross

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram